El año pasado, al comenzar la pandemia, algunas personas tuvieron facilidad para adaptarse a las nuevas oportunidades que la virtualidad forzada planteó. Otras, por el contrario, tuvimos problemas para cambiar nuestro estilo de vida.

Para mí, por ejemplo, ir al dojo es siempre una forma de recuperar algo de estabilidad, soltar el estrés laboral y energías acumuladas. En ese contexto, el hacer ejercicio en casa resultó un sustituto muy pobre de la acción real y, si bien me fui sumando a todas las iniciativas online que otras personas impulsaban, todo se sintió un poco mecánico, sin que lograra “conectar” propiamente dicho con ninguna de ellas.

Así fue que recién a mitad de año, cuando Nicolás y Santiago organizaron un seminario virtual desde nuestra asociación, pude encontrar una excusa para comprometerme con un entrenamiento virtual: la interpretación (traducción en tiempo real) de las instrucciones de sensei angloparlantes a nuestro idioma.

Gracias a este impulso pude apreciar una de las aristas positivas de la pandemia: que nos ha permitido acercarnos a los conocimientos e interactuar con muchas personas con las cuales normalmente sólo tendríamos el privilegio de ver una vez al año (o menos) a expensas de abonar costosos pasajes de avión y movilizar 40 o 50 personas en todo el país.

Claramente, el intercambio virtual no suple la interacción física en el aprendizaje, muchas cosas se pierden… pero el intercambio de ideas y conocimiento puede fluir libremente, quizás hasta con mayor facilidad que en persona (cuando Zoom o un proveedor de internet no colapsa).

Al igual que en Junio del año pasado, este fin de semana nuevamente contaremos con la presencia estelar de 9 sensei internacionales de altísima graduación desde Japón, Reino Unido, Estado Unidos, Aruba, Canadá y Chile, a quienes estaremos traduciendo en vivo al español para todo el público que desee sumarse. El cronograma y formulario de inscripción están en el sitio web de SSK, y siendo que este año lo estamos organizando Nicolás y yo, las donaciones (después de pagar la cuenta de Zoom) serán usadas para mitigar el costo económico de mantener RBDK abierto mientras la pandemia no nos deja aprovecharlo.

Terminada esta (¿necesaria?) intro, a lo largo de estos años, pero especialmente durante esta pandemia, he ido acumulando anotaciones acerca de la forma de enseñar distintos conceptos que tienen diversos Sensei. Por lo que, comenzando particularmente con las notas que tomé durante nuestro seminario 2020, es que damos inicio a la sección de extractos.

Traducir y condensar información es una labor intensa, y siendo mi entendimiento de muchos de los conceptos tratados (mucho) menos que perfecto, se agradecerán observaciones y comentarios ante cualquier punto que no resulte claro o no parezca reflejar lo que hemos escuchado de estas personas.